Gid & Sav – Cap. 3

Gideon Royal


Presente

Las luces en la fraternidad comienzan poco a poco a apagarse una por una como si fueran velas que vas soplando. Acerco la lata de cerveza a mis labios. Savannah está en uno de esos cuartos, quitándose el top, cepillándose los dientes, metiéndose debajo de las cobijas. Siempre usa un par de shorts y una camiseta para dormir. Después de que comenzamos a salir, tomó mi camiseta y la reclamó como suya.

Me pregunto qué usará ella. ¿Con la ropa de quién estara durmiendo ahora?.

Me pregunto ¿cuántos chicos han visto sus mejillas enrojecer y sus hombros desnudos. Cuántos de ellos habrán trazado la línea de piel que está arriba de su cintura y sentido el sonido que hace su cuerpo cuando se estremece.

El sonido de metal aplastado llena el aire mis dedos presionan más fuerte al rededor de la lata de cerveza.

“Ella es un fantasma de muy buen ver,” Cal observa desde la acera detrás de mi.

Dejo la lata y me siento en el bordillo cerca a mi amigo. ” la mejor”.

Me fijé en Savannah desde el primer día de escuela. Pero no fue su apariencia que me llamo, fue su casi suprimido brillo en sus ojos. Para ella, cada día era una excitante aventura, hasta que la rompí, eso es.

“Acaso boto tu trasero?”

“Algo así”

El se encorva solidariamente ” tuvo que ser un mal rompimiento. Es por eso que nunca ligaste con ninguna chica aquí?”

Eso y además que comencé a odiar el sexo, pero esa es una historia en la cual no quiero ahondar, ni siquiera con Cal. Es más fácil decir que fue un corazón roto la razón por la que no estoy interesado en cazar chicas alrededor del Campus.

“Eso es el porque,” confirmo. Tomo otra lata y bebo un largo trago.

El toma su propia bebida antes de arrojar otra de la caja que compramos en la tienda de conveniencia en la calle de arriba. ” había rumores de que eras gay”.

“Lo sé” en la universidad si no estás persiguiendo chicas a cada momento, entonces eres gay. La gente tiende a ser así de bipolar. ” siento decepcionarte.”

“Nah. Siempre supe que era falso. Tú nunca miraste mi asombroso trasero.”

” no es verdad”. Cuento las ventanas de la casa y me pregunto en cuál estará ella. “He notado muy bien tu trasero. Tus cachetes están disparejos.”

“Que!” Exclama. ” de ninguna manera”.  Eleva uno de los cachetes de sus nalgas del suelo para inspeccionarla.

Me río mientras bebo mi cerveza. “Ejercitas más tu glúteo izquierdo que el derecho.”

“Tengo que ver eso.” Se levanta y me da su teléfono “tómame una foto.”

” y de ti quiere decir tu trasero?”

Sacude su trasero en mi cara. ” si, mi trasero.” Se palmea el cachete derecho con una mano mientras levanta su camiseta con la otra. ” no hay forma de que los cachetes de mi trasero sean de diferente tamaño.”

” no voy a tomar una foto de tus nalgas Cal.”  Quito su retaguardia fuera de mi cara. Estas bloqueándome la vista. Otra luz se apaga.

“Porque no? Tengo que ver,” insiste  “ahora eso me va a obsesionar.”

“Tus jeans están en el camino. La foto no va a mostrar otra cosa más que a ellos.”

“Okay.” El procede a quitarse el cinturón.

“Jesús H. Cristo, Cal. Qué demonios!” Me levanto y agarro la parte de atrás de sus jeans y los tiro hacia arriba. ” Ninguno de nosotros está lo suficientemente borracho para esa mierda ahora.”

Cruzando la calle , la puerta de enfrente se abre. Ambos Cal y yo nos paralizamos . Una figura sale y mi respiración se queda atorada en mi garganta . Mientras ella camina, yo vuelvo a respirar. No es Savannah. Hasta en la oscuridad, puedo decir que no es ella.

El aire cambiaría si fuera ella. Mi piel se pondría rígida y se me dificultaría respirar. Las estrellas brillarían más y el cielo en la noche se sentiría menos oprimente..

No. No es Savannah.

En su lugar, es nuestra compañera de equipo Julie Kantor.

” ustedes dos pueden venir debajo del poste de luz? Estamos tratando de filmar su porno espontáneo pero la luz es mala,” ella nos dice mientras se acerca.

Cal la saluda con una mano, con la otra sigue sosteniendo la cintura de sus jeans. “Julie! Necesitamos tu imparcial opinión.” Se da la vuelta y sacude su trasero en su dirección. “Son los cachetes de mi trasero de diferente tamaño?”

Abro una cerveza y se la doy. ” si no respondes,  te pedirá que le tomes una foto.”

” no detendré eso,” ella dice muy animada y entonces mueve una mano hacia el frente de su fraternidad. ” pero como iba diciendo, pónganse en la luz así mis hermanas pueden verlos mejor. No hay ningún motivo en dar un show si nadie puede verlo.” 

“De verdad?” Cal luce confundido por un momento.

 Niego vigorosamente con mi cabeza, pero él está indeciso Julie le dice que se quite sus pantalones y generalmente él hace lo que ella dice porqué no puede pensar por sí mismo. Cuando está en su órbita. Esos dos deberían ya estar saliendo. Me recuerdan a Three y Bailey.

“No, cariño,”  suspira. Se sienta junto a mí en el bordillo y golpea el piso cerca de ella “tu trasero está bien, siéntate.”

Él duda por un momento pero predecible cómo es se sienta junto a ella.

“Mi presidenta iba a llamar a la policia para reportar a tipos sospechosos deambulando por la casa, pero le dije que ya sufres de un cruel e inusual castigo,” Julie me informa.

“Es verdad?”  Me hago para atrás y trato de imaginar si alguna de las oscuras formas en la ventana de enfrente pertenece a Sav. Maldicion, que voy a hacer si realmente viene a esta universidad el próximo año? Probablemente poner una tienda de campaña y vivir fuera de esta fraternidad.

” te sientas aquí bebiendo con Cal por casi media hora mirando con añoranza a la sombra de tu ex.”

Ni siquiera trato de negarlo. “De hecho no puedo imaginar en que cuarto está ella, entonces no pude estar viendo su sombra exactamente. Podrías ayudarme indicándome en que cuarto está…”

“Porque? Estás planeando escalar los muros del castillo y derribar al dragón?”

Es el dragón la mamá de la casa o tu presidenta?”

“Ninguna de las dos.” Julie ríe y toma un trago de su cerveza. “Ese sería la misma Savannah. Estaba echando fuego cuando deje la casa.”

“Lo estaba haciendo, no es así? Eso me gusta.” El apriete de mi mano en la cerveza se relaja. O tal vez es la apretada banda al rededor de mi corazón que se encuentra mejor.

“Tu ex enojada te pone feliz?” Cal pregunta.

“Sav ha sido fría conmigo por dos años. Y escuchar que está enojada, quiere decir que todavía le importo.”

“No es así como funciona,” mi amigo protesta ” se supone que la debes hacer feliz, no hacerla enojar. La gente enojada se va y no regresa. Mis padres se odian, que es por lo que están divorciados.” Voltea a ver a Julie. “Verdad?”

Ella se estremece un poco. ” posiblemente. Tal vez nuestro chico Gid la está haciendo desilusionar o tal vez la chica que está dentro que estaba maldiciendo al cara de pene, basura podrida, señor mierda que chupa su propio pene realmente está interesada en él.” 

Los dos payasos se miran el uno al otro y dicen al unísono, “Nah, y después se echan a reír. 

Cuando Cal se tranquiliza, dice “debe haber sido maravilloso ser capaz de chupar tu propio pene, yo creo no sería capaz de dejar nunca la casa. Eso me hace gay? O es incesto?”

Ella rueda los ojos, pero pasa un brazo al rededor de él ” eso sería masturbacion”.

“Oh, ok, fantástico.”

Pongo mi frente en el borde de la lata de cerveza. De verdad el chico necesita ayuda.

“Entonces tú y Savannah tuvieron algo grande en la prepa?”  Julie pregunta.

“Si”.

“No sabes cuántas chicas allá adentro sienten alivio al escuchar eso. Había un rumor sobre que eras gay. Y así al menos si eres bi, tienen una oportunidad.”

Cal levanta su mano

Julie suspira. “Si, Cal?”

“Si está prendado de una chica , entonces cómo es que las otras tendrán una oportunidad?”

Esa actualmente es una muy buena pregunta, giro mi cabeza y miro a Julie mientras responde.

“Las otras chicas comprenden cuando te desprendas, serás muy buen material para novio. Todo el mundo adentro está suspirando por lo romántico que eres y eres el único chico que realmente sabe cómo amar a una chica. Ese tipo de loca devoción es muy rara.”

“Me preocupan las capacidades de razonamiento de la casa entera si estan pensando que soy alguien que sabe amar, y si de verdad lo hago, estaría sentado aquí?” Muevo mi mano señalando la acera.

“El amor no correspondido es el más romántico,” ella proclama.

Por encima de su cabeza, Cal y yo intercambiamos miradas aturdidas.

“Solo una persona podrá hacer que ya no esté prendido,” le digo a Julie.

“No han sido siglos desde que ustedes terminaron? Savannah dijo-” se muerde el labio y desvía la mirada.

La tomo por el brazo. “Sav dijo que?”

Niega con la cabeza, “no puedo. Va en contra del código de chicas.”

“Esas son estupideces,” Cal argumenta. “Somos compañeros de equipo. Vamos primero.”

“Si,” me uno a el. “Compañeros de equipo primero. Recuerdas como te dejamos que pusieras el sountrack de la sirenita repetidas veces durante nuestro primer año de prácticas?”

“No me recuerdes eso”, Cal gruñe. “Es un maldito dolor para los oídos”.

“Quiero ir a donde las sirenas están,” Julie canta, sus brazos abiertos completamente. “Las quiero ver nadando, saltando al rededor de esas-“ se golpea las mejillas como si hubiera olvidado las palabras. “Como se llaman? Oh, aletas!”

Cal pone una mano sobre su boca antes de que pueda terminar el resto de las palabras. ” no hemos bebido suficiente cerveza para llegar a esa parte de la noche.”  Voltea hacia mi. “Rápido comienza a cantar algo más.”

“No. Me la debes, Julie,” insisto. “Que dijo Savannah?”

Ella suspira pero recapitula. “Dijo que rompieron hace muchos años y que si alguien en la casa te quería, podían tenerte.”

Ese es un golpe directo. Me quedo mirando hacia la casa otra vez. Ver a Savannah en mi territorio me afecta. Ella nunca se va a acercar hasta que yo haga algo. Cuando estaba en Astor park prep y yo en la universidad, era más fácil pretender que no había pasado de mi, que me alcanzaría aquí y comenzaríamos nuestra vida juntos cuando termináramos la universidad. Pero esta noche me ha revelado algunas duras verdades que he estado evadiendo. Sav es una chica maravillosa y no tardará en encontrar su corazón de nuevo y se lo dará a alguien más.

Lo que está mal, porque su corazón me pertenece. Me lo dio cuando tenía quince años y no se lo he regresado. Ella necesita saber eso.

“Toma tu teléfono  dile que salga,” le ordeno.

Julie rueda los ojos. “Porque haría eso?”

“Porque eres una romántica.”

“No lo soy.”

“Julie cuéntanos historias sobre cómo tus calcetines deben estar combinados solo en cierto pares porque se pertenecen y no pueden estar con otro diferente calcetín, porque eso rompería el balance del universo.”

“Estás diciendo que Savannah y tú son el único par del otro?”

Alzo mi mano y cruzo mi dedo del medio sobre el índice. “estamos destinados a estar juntos pero las circunstancias nos han separado. Claramente el hecho de que ella está visitando mi universidad entre todas las que podría ir quiere decir que es destino. Quieres ser la única que se interponga entre el amor verdadero?”

Ella suspira y toma su teléfono. “Las cosas que hago por ustedes chicos”. Presiona el botón de su teléfono. Mi corazón se acelera. ” oye, Lou, envíame a Iron Maiden afuera, quieres? Gideon Royal ha hecho un decreto.”

Me levanto y comienzo a caminar hacia la puerta de enfrente cuando está se abre y una chica es empujada hacia afuera. Otra de las chicas adentro hace una señal de triunfo y después cierra la puerta en la cara de Sav. Ella me ve y comienza a golpear la puerta.

“Déjame entrar!” Grita. “Hay un rarito aquí afuera!”

Cruzo mis brazos sobre mi pecho. “Traidoras, me iniciaría en otra fraternidad si fuera ustedes.” 

Ella me ignora y continúa tocando. Afortunadamente nadie de la casa abre. Un par de las hermanas se asoma por la ventana. Las saludo amigablemente mientras Savannah gruñe en disgusto. Después de unos minutos de inútiles súplicas, se voltea para enfrentarme. La Ira se refleja en sus ojos. Mi pulso se dispara más rápido y con más ruido. Ella luce tan caliente en este momento.

La toco pero avienta mi brazo.

Atravesando la calle, Julia y Cal tienen los ojos muy abiertos por la sorpresa.

“Patéalo en las bolas,” Julia grita.

“Noooo!” Cal grita y trata de cubrir sus bolas y la boca de Julie al mismo tiempo.

“Podemos hacer esto enfrente de toda una audiencia o en otra parte.” Señalo hacia la otra parte de la calle.

“Estupidas Deltas.” patea el barandal de metal de las escaleras de adelante. Me mira otra vez, pero es lo suficientemente inteligente para saber que solo tiene esas dos opciones. “Donde entonces?”

Mi cuarto? Una isla desierta? Marte? Algun lugar donde no haya nadie más que nosotros dos? No iría tan lejos conmigo.

“Está el Bean café.” Muevo mi cabeza detrás de ella. “Está abierto las veinticuatro horas.” Es decepción la que se ve en sus ojos? Alzo mis cejas. “O podemos ir a mí cuarto.”

Mete las manos en los bolsillos de su sudadera. ” el Bean está bien.”

Sav comienza a caminar furiosa por la acera. Creo que imagine esa decepción.

La alcanzo en un par de zancadas y la tomo por la muñeca para hacerla cambiar de dirección. “El Bean es por aquí.” Señalo la dirección opuesta.

“Cierto” retira su mano e intenta poner tanta distancia como puede entre nosotros en la acera hasta que camina sobre el césped. Meto mis propias manos en mis bolsillos así no siento la necesidad de tocarla.

“Que otras casas haz visitado esta noche?” Pregunto, pretendiendo conversar casualmente. Todas las fraternidades están haciendo fiestas de fin de año. 

Se tambalea un poco y yo frunzo el ceño. Hay cientos de chicos hambrientos en cada casa.

“Fui a algunas de ellas. No te vi.” De hecho comencé una búsqueda casa por casa pero nunca la encontré, entonces termine acampando fuera de la fraternidad donde escuche que se estaba quedando. Salió que fue un muy buen plan. Lo tomo como una señal positiva.

“No me quede mucho tiempo.” Se queda callada y después pregunta “que  le dijiste a Julie para que me sacaran?”

“La verdad”.

“Que? Que me engañaste? Que me mentiste? Que me usaste?”

“Que tú eres mi amor verdadero.”

Se detiene abruptamente y voltea a verme. Me detengo también. Su mano se levanta y me abofetea muy fuerte. Subo mi mano y me masajeo la mejilla.

“No me voy a disculpar,” me dice 

Una lenta sonrisa aparece en mi cara. Duele pero es la primera vez que me siento vivo en años. Ella me odia, pero Cristo, eso quiere decir qué hay amor en ese delgadísimo lado de la línea.

Me froto la mejilla. “Que bien tenerte de regreso, nena.” 

Traducción: Dany R. V. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s